jueves, mayo 18

Como alma que lleva la tristeza

No te voy a mentir,
he estado pensando en ti,
tanto como lo hacía
hace ya unos cuantos años.
Sigo echando de menos
las conversaciones que manteníamos
durante horas en la terraza.
Escuchábamos el ruido
del tráfico en la avenida
y el motor de los aviones
que abandonaban la ciudad
como alma que lleva la tristeza

a otro lugar.

días

cuadernos